jueves, 6 de abril de 2017

Reseña | Never Never



Título: Never Never

Autoras: Tarryn Fisher, Colleen Hoover

Editorial: -

Precio: -

ISBN: -

Mejores amigos desde que aprendieron a caminar.
Enamorados desde los catorce años.
Completes extraños desde esta mañana.
Él hará lo que sea para recordar. Ella hará lo que sea para olvidar.


Esto es un 3x1, porque las entregas son cortas y se devoran rápido, y considero que se tienen que tratar como un todo y no como novelas cortas. Por lo tanto, si no habéis leído la "trilogía" entera, la reseña podría contener spoilers. El que avisa no es traidor.

Bueno, segundo libro de Colleen Hoover que cojo y creedme cuando digo que estoy igual de sorprendida que vosotros al admitir lo mucho que he disfrutado de su lectura y lo rápido que la autora está subiendo puestos en mi escala pese a que suelo mantenerme lo más alejada posible de los libros con temática romántica (más que nada porque considero que los clichés y yo no nos llevamos bien).

A ver, esto hay que entenderlo dentro del ámbito de lecturas ligeras y muy rápidas, para pasar un buen rato. Para eso, Hoover (y en este caso Fisher) cumple de más las expectativas.

Empecé a leer este libro para una Lectura Conjunta, y aunque no las tenía todas conmigo, por los comentarios que rondan por la red sobre cómo el final decepciona y deja muchos hilos colgando, puedo decir que fue una buena decisión, porque dudo que de otra manera me hubiese acercado a estas tres novelitas.

Ya que la sinopsis no adelanta mucho, os explicaré en pocas frases de qué trata la novela. La historia, que además que como de amor podríamos clasificar como de misterio, introduce a los personajes protagonistas, Charlize y Silas, como una pareja adolescente que desconoce todo lo que tiene relación con sus personas. Mientras vas avanzando en la lectura, descubres a la par que ellos quiénes son, cómo son sus situaciones personales y todas las pistas pertinentes a por qué perdieron la memoria y cómo podrían recuperarla.

Voy a empezar el comentario personal diciendo que me ha parecido una novela con una trama muy original, que, pese a que hay cosas que me gustaría que estuviesen explicadas de una forma más detallada, es un libro innovador en muchos aspectos.

Aunque se trata de una historia romántica y habla sobre parejas que están predestinadas y deberían, sí o sí, terminar juntos, tiene muchos más elementos que nos permiten, quizás, situar el libro en otras categorías, como ciencia ficción o paranormal. 

¿Que qué quiero decir con eso? Es simple, si se lee la premisa del libro, adivinar qué está pasando. Nos encontramos con personajes que tienen una historia juntos, una larga historia. Están en una situación a la que no saben muy bien cómo han llegado, y de la que no saben muy bien cómo salir ya que han perdido sus recuerdos, o, al menos, todo aquello que involucre quiénes son.

A medida que vas leyendo te vas adentrando en una lectura tan adictiva como entretenida, que te ofrece pedazos desmenuzados que tienes que ir juntando para intentar encontrar un por qué a la historia. A medida que pasan los días para nuestros protagonistas, se va haciendo más claro el patrón y les vas conociendo a medida que aprenden ellos mismos quién se supone que son y qué está pasando con su vida.

Eso sí, como ya he dicho, hay varias cosas que no me han terminado de encajar por ningún lado, y considero que la explicación final deja muchísimo que desear, sobre todo teniendo en cuenta que deja varios hilos sueltos.

Charlie es una chica con la que me ha costado conectar. Incluso cuando no se conocía a ella misma, le era fácil adivinar que era una persona desagradable, y no puedo más que coincidir con ella. Pero a la vez se va viendo que puede no serlo, que su personalidad esconde capas. No quiero ahondar más, porque haría spoiler, pero, aunque me haya gustado, tampoco me ha caído bien, aunque tiene sus puntos.

Silas, por otro lado, me ha dejado más bien fría. Está bien construido, puedo entender su motivación y cómo es, puedo comprender cómo actúa, y no es mala persona, es interesante y tiene sus puntos. Creo que me caería mejor que ella, en todo caso, si los conociera en la vida real, y que en el fondo es una de las claves para que este libro me resultara tan entretenido, pero… no sé.


Los hermanos me han caído más simpáticos que los protagonistas, ambos. Me ha gustado la dinámica que tenían y lo que aportaban a la novela. Eran los únicos personajes secundarios con peso y me ha gustado cómo las autoras hayan sabido jugar esa baza a su favor. Sobre los padres tengo poco que decir, pero me parece que, en cierta medida, actúan con bastante planitud pero con lógica, que es lo que se puede pedir en la mayoría de estos casos. 

Concluiré diciendo que la pluma es ligera, que la lectura es muy rápida, y no solo por la brevedad, y que es un buen libro para pasar el rato sin pedirle mucho al final. 

4/5

2 comentarios:

  1. Hola! Pues no tiene mala pinta y pese a no ser mi estilo de lectura no descarto leerlo. Me alegra que te haya gustado, muy buena reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Buenaaas!
    Me llama bastante desde que lo vi hace un tiempo ^^ Me alegra ver que lo has disfrutadoo <3

    ResponderEliminar