miércoles, 27 de abril de 2016

Reseña: Will Grayson, Will Grayson - John Green y David Levithan


Título: Will Grayson, Will Grayson

Autores: John Green, David Levithan

Editorial: Nube de Tinta

Precio: 14,95€

ISBN: 9788415594482

Will Grayson tiene dos reglas en la vida: callar y no implicarse en nada. Sin embargo, su mejor amigo, Tiny Cooper, está decidido a buscarle novia y a montar su musical autobiográfico: Tiny Dancer .
Muy cerca de él hay otro Will Grayson: un chico melancólico que no tiene nada bueno a lo que agarrarse. Lo único que hace que su vida merezca la pena es su relación online con Isaac, al que nunca ha visto en persona.
Una fría noche de invierno, los dos Will Grayson se cruzarán en una esquina cualquiera de Chicago. Por suerte para ambos, Tiny está decidido a empujarlos hacia la felicidad, el amor y, por supuesto, el musical más fabuloso jamás representado en un instituto.
Divertidísima, conmovedora y profundamente perspicaz, la novela de John Green y David Levithan reflexiona sobre la amistad y la identidad con todo el humor y la emoción propios de dos maestros del género.
Cogí el libro con muchas ganas, ya que era el único libro de John Green de los dos que me faltaban por leer que me llamaba la atención (lo siento, pero El teorema Katherine tiene una pinta de tostón impresionante), y además es el primer libro de David Levithan, un autor al que me moría de ganas de leer, al que le hinco el ojo (no será el último porque su estilo me ha dejado un buen sabor de boca) y me ha decepcionado muchísimo.

Quizá mi problema es que cojo los libros con las expectativas muy altas y luego estos no son capaces de llenarlas, pero este no es el caso. 

Si habéis hablado conmigo sobre libros en alguna ocasión probablemente sepáis que tengo una relación amor-odio con John Green, ya que probablemente soy la única persona en el planeta que no ha visto la película de Bajo la misma estrella y a quien el libro no le pareció nada del otro mundo, pero por otro lado, Buscando a Alaska es una de mis novelas juveniles preferidas y Ciudades de Papel, aunque no está a la altura, me pareció también un libro maravilloso.

El problema que he tenido con Will Grayson, Will Grayson ha sido que he encontrado entre sus páginas a un personaje que he tragado menos que a Umbridge de Harry Potter, y cuyo nombre no empieza por W

Pero no nos adelantemos a los acontecimientos, que hay mucho más que criticar en estas páginas que no a mí amiguísimo.

Quiero señalar que en mayor o menor medida los dos Will (llamaré al de Green Grayson, y al de Levithan Will) me han gustado como personajes. 

Grayson no es tan sufrido ni tan pesado como otros personajes de John, y eso se agradece en sobre manera, porque con un personaje insufrible en sus páginas tenía suficiente, o quizá es que no se ha notado tanto lo insufrible que era porque el otro personaje que no me ha gustado ya lo era multiplicado por todos los Grayson, Quentin y demás que quieras nombrar. El caso es que su historia se me ha hecho soportable, su trama, su relación con los demás, sobretodo con Jane, y en general, y aunque sea poco, me ha gustado cómo el personaje ha mostrado una cierta evolución personal y en relación a las personas que le rodean, ya sean sus amigos, su familia o su interés amoroso.

Will es un personaje real y auténtico, mucho más que los que he podido leer nunca en las páginas de John Green, aunque hayan quienes difieren conmigo. Os puede caer mejor o peor, y podéis o no entender sus motivaciones para hacer las cosas y actuar cómo actua, pero en definitiva, es mi personaje preferido, si es que tengo uno ya que no hay ninguno que diga 'me gustaría leer más sobre ti'. Yo creo que el tema de su depresión y cómo está tratada está muy bien logrado, y también su forma de ser, y que se merecía una trama mejor, pero me alegró muchísimo la evolución que el personaje sufrió, como poco a poco empezó a abrirse a los demás y como queda claro que mágicamente el amor y/o la amistad no pueden curarte de ese tipo de problemas, que pueden servir de ayuda y ya está, y es algo que personalmente aprecio mucho porque hay otros libros que hacen ese tipo de cosa y me parece bastante horrible.

Dejando de banda a los dos protagonistas, aplaudiré el estilo de David Levithan, como transmite las cosas y como va hilando a los personajes y la trama. Me ha gustado muchísimo que todas las partes de Will estuviesen en minúscula, no solo por estética, que es algo que también me encanta, sino porque como el mismo autor dijo refleja muy bien la personalidad del personaje y me pareció una elección acertada.

Pero en general voy a decir que es un libro que no me ha aportado nada. Estoy igual después de leerlo de lo que estaba antes, quizá un poco indignada con la existencia de Tiny Cooper. Sí, ese es el personaje que no aguanto y no entiendo cómo a la gente le puede gustar hasta el punto de tener que leer en algunas reseñas que él es lo mejor del libro.
Intentaré explicar esto sin hacer spoilers, porque odio las reseñas con spoilers. Solo diré que me pareció un personaje demasiado poco realista, egocéntrico, sus problemas suelen ser superficiales, y en general toda esa tontería del musical sobre su vida y cómo se ha comportado en muchas ocasiones en el libro para con Grayson, criticándolo por cosas que él hace y que son incluso peores, siendo un amigo terrible... no lo aguanto. NO AGUANTO A TINY COOPER.

Y creo que he llegado a esa parte en que no tengo mucho más que decir, supongo que si habéis leído el libro, por lo que he dicho comprenderéis que el final no me gustó en absoluto (como tampoco me gustó El sueño de Tiny Cooper, que para empezar ya no sé ni por qué leí), y si bien os animo a leerlo y a decidir por vosotros mismos si el libro os gusta o no, porque no todo en él es malo, tampoco sería el primer libro que me pasaría por la mente si me pidieran una recomendación de este género, ni el décimo.

Solo me queda decir que espero leer más libros de David Levithan, y que espero que me dejen un mejor sabor de boca que este.

3/5

1 comentario: