martes, 9 de mayo de 2017

Reseña | The Hate U Give






Título: The Hate U Give
Autor: Angie Thomas
Editorial: Océano Travesía 
¿Saga?: No
¿Español?: No 
¡Cómpralo!: En papel / En Epub

Starr es una chica de dieciséis años que vive entre dos mundos: el barrio pobre de gente negra donde nació, y su escuela situada en un elegante barrio residencial blanco. El difícil equilibrio entre ambos se hace añicos cuando ella es testigo de la muerte a tiros de su mejor amigo, Khalil, a manos de un policía. A partir de ese momento, todo lo que Starr diga acerca de la aterradora noche que cambió su vida podrá ser usado de excusa por unos y como arma por otros. Y lo peor de todo es que, tanto los de un lado como los de otro, la tienen en el punto de mira y amenazan con poner en riesgo su vida.
¡Buenos días! Sé que hace algunos días que no actualizo, y la verdad es que no quería dejar pasar tantos días otra vez. Os prometo que subiré pronto reseñas de Guardianes de la Galaxia y de La Bella y la Bestia, porque ahora sí que considero que he dejado bastante margen para que las veáis (no, no confío en mí misma para no hacer spoilers, además, con La Bella y la Bestia es imposible, porque es idéntica a la de dibujos animados).

Bueno, al ajo. Voy a hacer una reseña del mejor libro que he leído en lo que llevamos de año, The Hate U Give. Aunque había oído hablar de él por encima, tampoco estaba muy arriba en mi lista de prioridades. Pero me leí la sinopsis, vi que me interesaba y dije: ¿por qué no? Y fue una muy buena decisión.

El libro está contado por la protagonista, Starr, y leerlo en inglés fue también una muy buena decisión, porque el lenguaje es gran parte de lo que hace este libro especial y no sé hasta qué punto habrá sido posible traducir bien el lenguaje del ghetto. Las situaciones las sientes a flor de piel, puedes entender los razonamientos y puedes comprender a los personajes y sus situaciones, aunque nunca las hayas vivido. Eso es mucho de lo que pido a un libro, muchísimo.

Pero si además el libro consigue concienciar y abrir los ojos sobre temas como el racismo y además lo hace con personajes y relaciones familiares bien tratadas y maravillosas… no creo que pueda pedir nada más al libro.

Podría hacer una lista eterna con las razones por las que The Hate U Give me ha gustado tanto, y tendríamos otra reseña igual de larga que la de la temporada cuatro de Sherlock, pero no creo que ni yo ni vosotros queramos eso, así que voy a intentar ser breve.

1.      Es un libro que habla sobre una realidad silenciada desde un punto de vista interno. No solo te invita a conocer a los negros que viven en barrios pobres y su día a día, sino que además te permite conocer los entresijos de sus situaciones, te permite extraer tus propias conclusiones sobre el racismo y sobre el odio hacía las personas racializadas y las minorías, sobre como el odio que desprendes afecta a todo el mundo.

Obviamente hablamos de un ambiente pobre, oprimido, desgarrado, en que la vida no es fácil y la mayoría de personas tienen poco dinero y se ven obligadas a mezclarse en bandas callejeras, a vender drogas, a vivir vidas peligrosas, etc. para adaptarse y sobrevivir. En este sentido no he podido evitar pensar en la maravillosa Moonlight aunque los personajes no tengan nada que ver. Ambos consiguen un retrato del estilo de vida y las decisiones y opciones con las que las personas negras que vienen de ghettos se ven obligados a convivir para seguir adelante. Algunos podrían pensar que hay victimización, pero no lo veo de esta manera. Porque considero que los puntos que se establecen son válidos: hay un esfuerzo constante para que esas personas no puedan salir de esa situación. Se encierran en esos espacios, en ellos mismos, no solo porque hay una segregación racial, pero porque para ellos es cierto que no hay nada más.

Otro ejemplo claro de esto sería The Get Down, una de las mejores series que ha sacado Netflix, en que quizás estos temas son llevados con un toque de humor y con bastante ritmo, pero no deja de mostrarnos una realidad que estaba y sigue aquí.

2.      La forma en que trata las relaciones familiares. Quizás no en todas las familias de estos ambientes nos encontramos ejemplos como los que aparecen en estos libros, pero lo que sí es cierto es que la relación que tiene Starr con sus padres, sus hermanos y su familia en general es preciosa. Dentro del tema tan importante y tan transcendental que trata el libro, sobre el que hablaré más abajo en más detalle, no dejan de ser para Starr un gran apoyo, se preocupan por ella, le dan los mejores consejos y le tratan de la mejor manera que pueden sin perder sus personalidades, que les hacen únicos y hace que les adores casi tanto como a la protagonista. Tienen sus problemas, sus discusiones, y a veces parece que dejarán que estos les afecten, pero finalmente son una familia unida que lucha por los suyos, que protege a los suyos y que cuidan los unos de los otros.

Incluso en los ambientes más desestructurados, como las familias de Seven o de Khalil, transmiten mensajes de unidad y de amor, y de estar unido a las personas que nos importan en los momentos complicados, y velar por ellos, y me encanta mucho.

Quizás debería puntualizar que me parece precioso porque en muchos libros contemporáneos o juveniles no se le da ninguna importancia, en absoluto, a la familia. A veces se deshacen de ella como plot-motive, a veces se encargan de que los protagonistas pasen de su familia, o esta aparezca de fondo, como algo sin importancia. Me parece algo que aplaudir la importancia que se le ha dado en este libro, en serio.

'Sometimes you can do everything right and things will still go wrong. The key is to never stop doing right.'
3.      Cómo se ha llevado la lucha. Sobre todo, como Starr ha llevado la lucha. No quiero hacer spoilers, no quiero hablar de buenas o malas decisiones, o de buenos o malos consejos. Ni siquiera de buenas o malas personas, porque no creo que el libro vaya de esto en absoluto. Nos encontramos en un barrio pobre negro, lleno de drogadictos, de camellos, de bandas en las que te enrolas de por vida. Hablamos de ambientes no seguros. Y eso se extrapola a sus habitantes. No son seguros, y, por lo tanto, son considerados como una amenaza. La lucha no tiene por qué ser violenta, no tiene por qué haber destrozos, pero los hay. ¿Qué implica eso? ¿Está mal? ¿Está bien? La conclusión que he extraído del libro es neutra. Hay personas que no saben manifestar su ira o su miedo de otra manera. Hay personas que quieren justicia, y, a veces, la violencia es la única forma que tienen de conseguirla. ¿Es peligroso? ¿Es ilegal? Quizás no haya que poner tantas etiquetas. Quizás la lucha violenta tiene su razón de ser en la falta de otros medios, en la necesidad de convertir los sentimientos en energía, en tener un enemigo común en lugar de una figura invisible. Sean los policías, los blancos o el gobierno. Hay personajes en esta novela que son la clara representación de esto. Que luchan por varios medios, y que intentan conseguir un ambiente no solo más seguro sino más aceptable para los suyos.

Podría seguir escribiendo mucho, muchísimo más, pero creo que por hoy lo dejaré aquí, que todavía he de hablar de los personajes, del estilo, de la trama…

Starr, como ya he dicho, es la protagonista y la narradora de este libro. La historia empieza cuando ella ve como un policía le dispara a su mejor amigo Khalil sin motivo alguno. A partir de esto conocemos a las dos Starr, la que va a la escuela rica con chicos blancos y la que vive en su barrio pobre con su familia, y siente que tiene la obligación, en cierta parte, de aparentar. De ser dos personas a la vez para poder encajar. A lo largo de la novela la vemos crecer, aceptarse, descubrirse, y también la vemos concienciarse. Y además la vemos sanar, la vemos luchar. Presenciar la muerte de alguien, tener que dar la cara por ese alguien, sentir que las cosas dependen de ti… no sé cómo decirlo, pero Starr es un personaje muy, muy humano, con los problemas y las experiencias de una chica de dieciséis años añadidos a todo lo que implica ser negra en la sociedad americana y tener que lidiar con el racismo y con la sociedad en una actualidad en que el movimiento de BlackLivesMatter es no solo una fuente de empoderamiento sino una forma de lucha, un grito. Me encanta lo confusa y herida que está, lo mucho que necesita y depende de otras personas, lo mucho que le cuesta expresar lo que piensa o cómo a veces se controla. Y me encanta porque es humano.

Maverick y Lisa son unos padres sensacionales. Su situación familiar, como ya he dicho, me ha parecido una de las mejores cosas del libro y no es para menos. Sin perder ese toque que les hace únicos se preocupan de sus hijos muchísimo. Su situación familiar, con Seven de por medio, es algo extraña, pero no por eso es mala. El amor que tiene Lisa por sus hijos, por los tres, se puede ver. Y el amor y el esfuerzo que Maverick pone en arreglar sus errores del pasado y en ser un buen padre es una muestra muy importante de que las personas son, sin lugar a dudas, algo más que blanco y negro. Cuando tienen que ser padres lo son, y eso importa muchísimo. Están allí en cualquier situación, para aconsejar y guiar a sus hijos, y aunque a veces sus personalidades o motivos salen a relucir, eso solo ayuda a hacerlos humanos.

Seven, Chris, Kenya Maya, Hailey, etc. todos son personajes que aportan algo a la novela y que son humanos y son increíblemente reales. Tener buenos amigos a tu lado, y tener hermanos, e incluso tener personas con las que no estar de acuerdo, o a las que temer, es importante para que una persona, una historia, parezca real, y la verdad es que aquí se cumple con creces. Quizás sobre los personajes no poc hay cierta estigmatización que es comprensible porque está escrito desde el punto de vista de un negro (iba a enrollarme sobre lo del racismo inverso y como no existe, pero no creo que haga falta porque confío que mis lectores entiendan estos temas a estas alturas).

Sobre el estilo no hay mucho que pueda decir excepto lo bien escrito que está. Sientes que estás en la mente de Starr, y, además, que puedes comprender por lo que está pasando. Es un libro muy empático. Yo lloré unas cuatro o cinco veces leyéndolo, con eso os lo digo todo. La lectura es ágil pese a que, si lo leéis en inglés, quizás necesitaréis un par de capítulos para adaptaros al vocabulario que se usa, aunque eso es lo único que podría decir como “malo” en todo el libro.

¿Lo recomiendo? Para mí, lectura obligatoria. Espero que si lo leéis lo disfrutéis tanto como yo y espero, en parte, haber cumplido lo de no enrollarme tanto…

7 comentarios:

  1. Ay, muchas gracias por la recomendación
    Me interesa muchísimo :D
    A ver si me hago con este libro ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola! Ya he visto varias reseñas de este libro y veo que está gustando mucho y además trata un tema muy interesante así que no descarto leerlo. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Madre mía, pues ya me llamaba la atención, pero sin duda tengo que leerlo si lo trata todo tan bien. Me lo apunto para futuras lecturas! ^^

    ResponderEliminar
  4. Últimamente estoy viendo mucho este libro y la verdad es que habláis todos genial de él así que me lo pensaré. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Pues la verdad es que tiene muy buena pinta, así que lo tendré en cuenta :D
    Me alegro de que te haya gustado ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola Ari!

    Me alegra saber que te ha gustado tanto! De momento esa novela no me llama tanto la atención, sin embargo no descarto leerla futuramente, cuando no esté tan llena de pendientes.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola. Ari!
    Fantástica reseña, me agrada como vas desglosando todo y lo que comentas de la novela me llama mucho la atención, sin duda un libro que tengo que leer sí o sí, sólo que lo más seguro es que lo lea en español :P
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar