sábado, 22 de abril de 2017

Reseña | Openly Straight


Título: Openly Straight
Autor: Bill Konigsberg
Editorial: Arthur A. Levine Books
¿Saga?: Biología
¿Español?: No 
¡Cómpralo!: En papel / En Epub

Rafe is a normal teenager from Boulder, Colorado. He plays soccer. He's won skiing prizes. He likes to write.
And, oh yeah, he's gay. He's been out since 8th grade, and he isn't teased, and he goes to other high schools and talks about tolerance and stuff. And while that's important, all Rafe really wants is to just be a regular guy. Not that GAY guy. To have it be a part of who he is, but not the headline, every single time.
So when he transfers to an all-boys' boarding school in New England, he decides to keep his sexuality a secret -- not so much going back in the closet as starting over with a clean slate. But then he sees a classmate breaking down. He meets a teacher who challenges him to write his story. And most of all, he falls in love with Ben... who doesn't even know that love is possible.
This witty, smart, coming-out-again story will appeal to gay and straight kids alike as they watch Rafe navigate being different, fitting in, and what it means to be himself.

Me hace ilusión decir que esta es la primera reseña que preparo con el nuevo diseño. YAY. Hasta me he puesto a hacer florecitas de puntuación aunque no han quedado muy bien :( Terminé de leer el libro ayer, así que todavía tengo la decepción bastante fresca.

Quizás esa no es la palabra que haga que sigáis leyendo, quizás no es la palabra que usaría en otras condiciones para un libro que me ha gustado.

Como es fácil adivinar por la sinopsis, se trata de un libro sobre una relación homosexual, pero es mucho más que eso. Es un viaje de autodescubrimiento sobre la sexualidad y sobre uno mismo, sobre las relaciones y las personas y sobre la homofobia, interna y externa. Me ha gustado cómo trata el tema de la sexualidad, cómo el protagonista intenta despegarse de la etiqueta de gay para encajar, para que la gente vea en él algo más que su sexualidad. Sin duda es un sentimiento de asociación con la realidad, un grito a que las personas homosexuales sean vistas como lo que son, personas, más allá de quién les guste, pero también es una representación clara de los diferentes puntos de vista de la comunidad gay, de la lucha interna entre la reclamación de unos derechos que nos pertenecen y la sensación de que no debería ser necesario, que nuestra sexualidad no debería ser una parte tan importante de nuestra vida.

Me han gustado las conclusiones a las que ha llegado Rafe, el protagonista y me ha gustado su forma de ser, de pensar, y de llegar a estas. Me ha parecido un personaje complejo, en absoluto plano, y que hacía lo que hacía, quizás desde un ambiente y una forma de ver el mundo muy privilegiadas, pero con unos razonamientos que podía comprender. A lo mejor a otros les cueste más, porque, como ya he dicho, dentro de la opresión no deja de ser un chico cis blanco con dinero que hace lo que hace, en parte, por aburrimiento. Quizás una forma más fácil de resumir a Rafe es no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. 

Me ha gustado cómo han sido representados los demás personajes, gays y heteros, de este libro, porque había diversidad, había una amplitud de personalidades, se trataban temas importantes a través de ellos... Y no he visto en ningún momento que la sexualidad de los personajes fuera, en ningún momento, más importante que su personalidad.

Quiero destacar que me han hecho mucha gracia Albie y Toby. Su relación de amistad es maravillosa y las salidas que tienen son fantásticas. Otra cosa es que no sé yo si iban a clase o solo hacían el tonto, pero me gustó que su forma de ser fuese tan entretenida, hacía el libro mucho más ameno.

Ben, Ben, Ben. Qué puedo decir de Ben. Un chico profundo, algo atormentado, que intenta entenderse a sí mismo a la par que Rafe hace su propio viaje. Su forma de ser me pareció maravillosa. No tenía problemas en expresar sus sentimientos, y en decir lo que pensaba. Lo del  eros y el agape me pareció un puntazo como fan extrema de Yuri on Ice que soy. No quiero decir nada más sin hacer spoiler, pero aún sin leer su libro, sé que hay mucho más en él de lo que aparece en estas páginas. No es solo un empollón que deja aflorar sus sentimientos, no es solo una persona luchando un conflicto interno. Es alguien que busca que le entiendan, y que cree que se entiende a él mismo... pero nada más lejos, en mi opinión. Un personaje que merece la pena leer.

Mi descontento con este libro no tiene nada que ver tampoco con los demás personajes, y mucho menos con la relación y la forma en la que esta se desenvuelve, aunque supongo que es necesaria una resolución mejor para la relación, que es lo que estará en el segundo libro, que dudo mucho que vaya a leer. Mi descontento es para con el autor, porque un libro con personajes homosexuales no deja de ser bifóbica y misógina. Y eso me dio muchísima rabia. Terminé las pocas páginas que me quedaban del libro con un regusto en la boca, y no es para menos.

Imaginad que leéis un libro que describe asuntos que os interesan en un estilo desenfadado y juvenil, con una pluma que te hace querer seguir leyendo y que es cómodo y accesible. Imaginad que os gustan los personajes (me suele costar que me gusten todos los personajes, como ya se ha visto en muchas de mis reseñas anteriores). Y ahora imaginad que todo eso pierde valor porque el autor incluye opiniones que están totalmente fuera de lugar y se queda tan tranquilo. 

Para empezar, esta joya:
"I wandered back over to the tofu pig. It looked real, unless you got up really close to it. Then you could see: It was very much not. Up close, you could see how the artist molded the tofu, and the places where there were cracks in the pigskin. You could even see the finger indentations where he’d tried to massage the tofu flat. It was like when you approach a woman whom you think is beautiful and you see the caked-on blush and mascara, and you realize what you are seeing isn’t her; it’s her vanity. You’re seeing her attempt at beauty, and it’s the opposite of beauty that you’re looking at."
Quiero decir, ¿estáis leyendo lo mismo que yo? Una mujer que lleva maquillaje es el equivalente humano a un cerdo hecho de tofu: no es de verdad. Es solo esta frase, porque tampoco hay muchas más oportunidades en la novela para soltar estas hjo  


[SPOILER] Para ser sincera, lo de la bifobia lo digo por su página web, en la que dijo que Ben no se identifica como bisexual, si no que es "un hetero al que le gusta solo un chico", y que él está de acuerdo con eso y le parece totalmente válido, argumentando además que "el tío de Ben es bisexual", Es lo que me hizo no querer seguir leyendo esta biología. ¿Por qué esa necesidad de eliminar la visibilidad de los bisexuales? No lo entiendo [FIN].

En general, es un buen libro, y lo recomiendo, porque será que yo me indigno con facilidad, y más allá de las dos cosas que he nombrado, es un buen libro, y los temas que toca son importantes. Si podéis haceros con él, si os apetece leer literatura juvenil de temática homosexual, hacedlo. No os dejéis influenciar por lo malo que he comentado, porque quizás tiene peso, pero se puede andar a su alrededor. 

2 comentarios:

  1. Me has dejado impresionada y decepcionada :( Este libro lleva en mis pendientes bastante tiempo porque me atraía mucho el tema que trataba, pero no me esperaba el tema de la misoginia y la bifobia -sobre todo lo de que "no sea bisexual" me ha dejado loca, ¿hola?-. La verdad es que ahora no sé si leerlo... Gracias por la reseña, me has aclarado un par de cosas!

    ResponderEliminar
  2. Me sentía atraída por el libro pero después de leer tus comentarios, sobre todo el que alude a la bisexualidad lo dejaré pasar. No me gusta :(
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar